Celebridades que trabajaron en hospitalidad

Escrito por:

¿Esa mesera molesta que quiere ser cantante? ¿Ese actor "entre trabajos" que tiene turnos extraños detrás de la barra? A veces en verdad lo logran. Después de todo, las personas en esta lista lo hicieron.

Bruce Willis - Bartender

Según Bruce, el secreto de ser un buen bartender es simple: tragos gratis para todos. Un baby boomer tardío, el Sr. Willis tenía 30 años cuando la hizo en grande con la serie de televisión de los años 80 'Moonlighting'. Antes de eso, trabajaba detrás de la barra, y usaba el nombre de Bruno, en lugares de moda en Nueva York como Cafe Central, Kamikaze y Chelsea Central. Incluso se dice que algunos valoraban su ingenio agudo, y su voluntad de literalmente saltarse la barra para "resolver" problemas -otros sólo pensaban que era grosero. Sin embargo, su jefe en Kamikaze estaba listo para nombrarlo gerente cuando Hollywood le abrió la puerta.

Sandra Bullock - Hostess

Canastel, en Park Avenue, era uno de los favoritos de Jordan Belfort, el Lobo de Wall Street, quien llegó a firmar cuentas de 10,000 dólares, sin mencionar a Prince, Tom Cruise y Morgan Freeman. Y nada más y nada menos que Sandra Bullock trabajó como anfitriona del lugar a finales de los años 80, junto con la comediante Jennifer Coolidge, que era una mesera tan floja que Bullock la cubría de vez en cuando. Como Willis, Sandra Bullock sabía cómo escoger sus lugares, y se mantuvo en contacto con amigos del mundo del bartending. De hecho, hoy día tiene su propio restaurante, Bess Bistro.

Alec Baldwin - Garrotero

Cuando se mudó a Nueva York en 1979, el aspirante a actor Alec Baldwin se las ingeniaba para tomar las clases en la universidad y atender las mesas del ajetreado Studio 54, donde ganaba la mayor parte de su dinero vendiendo cigarros en las oscuras áreas de la terraza. "Para entonces, todo había terminado", recuerda. "Ninguna de las personas que lo hicieron famoso iban ya al lugar, pero yo tenía 21 años. Trabajar ahí era como un sueño hecho realidad."

Papa Francisco - Portero

Antes de que el hombre que entonces se llamaba Jorge Mario Bergoglio se convirtiera en sacerdote -y tiempo después en papa-, ocupó diversos puestos de trabajo en su natal Buenos Aires. Uno de ellos fue como sacaborrachos. Lamentablemente, hasta la fecha ningún periodista ha encontrado a alguien a quien haya trabajado con él, y mucho menos a alguien que haya sacado del lugar. Estamos hablando de un hombre con cuya madre no te quieres meter, incluso al día de hoy. "Si [alguien] insulta a mi madre, puede esperar un golpe, es normal", dijo.

Madonna - Encargada del guardarropa

Durante los años en los que trataba de ganarse la vida como bailarina, Madonna trabajó en el guardarropa en el icónico restaurante Russian Tea Room de Manhattan. Estaba exageradamente flaca y tan hambrienta que su jefe pensó que la comida que hacía ahí era su único alimento del día. "Veo a la gente rica comiendo y tomando todo el día, entonces cuando puedo hacerlo, lo hago bien", explicó. Sin embargo, su look era demasiado extravagante para el restaurante, por lo que la corrieron dos meses después.

George Washington - Destilador

Durante los últimos meses de su periodo como primer Presidente de Estados Unidos, George Washington volcó su mente a la destilación del whisky - y sacó su primer lote un mes antes de que renunciara para siempre. Lo anterior fue posible con la ayuda de quien administraba su granja, James Anderson, un escocés que había trabajado en la destilación en su tierra natal. La operación de cinco alambiques de Washington producía 11,000 galones (más de 400,000 litros) de destilado cuando murió, lo que la convirtió en la destilería de whisky más grande de América en una época dominada por el ron.

Debbie Harry - Mesera

Debbie Harry tenía 33 años cuando le llegó el gran momento con Blondie. Antes de eso, como muchos aspirantes a vivir en Nueva York, optó por un trabajo que podría ayudarla a conocer personas interesantes y hacer buenas conexiones, en este caso, un lugar de arte y rock llamado Max's Kansas City. Allí conoció a Andy Warhol y a su equipo de The Factory, tuvo relaciones sexuales con un rockero glam en una cabina de teléfono, y le llevó tragos a Janis Joplin, entre otras cosas. Después regresó para cantar y echar fiesta, ya cuando le iba bien.

×
  • Bienvenido a
  • Recibe contenido actualizado sobre bebidas, bares y cocteles
  • Por favor confirma que tienes más de 18 años y proporciona tu dirección de correo electrónico
  • No gracias, continuar en diffordsguide.com
CSS revision 70aece5